to top

10+ Costumbres y Curiosidades de Corea del Sur

coreanizada_curiosidades

Siempre al viajar es mejor tener en cuenta ciertas costumbres y tradiciones del país al que viajamos. Así evitamos faltarle el respeto a alguien, causar malos entendidos y tener malos ratos.  Por otro lado, también nos permite disfrutar mejor. Si respetamos al resto o entendemos sus costumbres podemos sacarle más provecho a nuestro viaje. Es por eso que quiero destacar ciertas costumbres y curiosidades de Corea del Sur que pueden ser bastante distintas a las nuestras y deberían tener en cuenta al viajar.

Este post se complementa bastante a uno que escribí anteriormente titulado “10+ cosas que deberías saber antes de ir a Corea” que les recomiendo revisar  y pueden leer aquí.

1. Edad

Una costumbre muy fuerte en Corea es que se respeta muchísimo a la gente de edad. Esto viene de la tradición confuciana, pero persiste hasta el día de hoy. Por eso es que siempre te preguntan la edad al conocerte. La importancia de la edad es todo un tema. Los adultos mayores hasta tienen sus propios asientos en el metro -que ni se les ocurra ocupar, aunque estén vacíos-  En la mesa siempre se espera a que ellos coman primero, y al saludarlos siempre debes inclinarte más que ellos. También es mala educación rechazar la comida o alcohol si te sirven algo. Lo mejor es recibirlo y dejarlo a un lado si no lo quieres comer o tomar.

Nótese que los adultos se “aprovechan” también un poco de ésto. Te pueden pasar a llevar fuerte o pegar un carterazo y ni pensarán en pedirte disculpas, porque no lo consideran ofensivo. Así que, si te pasa, intenta no sentirte mal al respecto.

 

Abuela coreana en Hanbok

2. Nombres

En Corea los nombres normalmente están compuestos de 3 sílabas. La primera siempre corresponde al apellido, y las otras dos a los nombres.

En el caso de los hombres, tradicionalmente se mantiene un nombre común de toda esa generación. El primer nombre se mantiene en una generación, y luego el 2do es el que se mantiene, y así sucesivamente.  O sea, por ejemplo, mi esposo se llama Shin Yong Joon. Shin corresponde al apellido. Su primer nombre Yong, es común a todos los hombres de esa generación. Su hermano se llama Yong Wook, su primo es Yong Jin. En la generación anterior, la del papá de mi esposo, el nombre común era el segundo. Ahí todos llevaban el nombre “Beom”, o sea Tae Beom, Jae Beom, Hyun Beom y Yang Beom. ¿Se entiende la idea, cierto?

Algo interesante, es que pese a ser una sociedad tradicionalmente machista, las mujeres no cambian su apellido al casarse. Eso sí, su apellido no pasa a la descendencia, ya que en Corea se ocupa sólo un apellido, el del padre.

Y una curiosidad. Hay ciertos apellidos típicos de Corea y por ende se repiten bastante en la población. Estos son: 김 (Kim), 이 (Lee o Yi o Rhee), 박 (Park o Pak), 최 (Choe o Choi), 정 (Jeong o Chung) y 강 (Kang).

nombres_coreanos

3. Matrimonio

Si alguna vez tienen la oportunidad de ir a una boda coreana –o ustedes mismos se casan-, verán que hay varios puntos distintos. Entre las mayores diferencias es que luego de la ceremonia estilo occidental (con la novia de blanco y el novio de esmoquin) le sigue una breve y simbólica ceremonia estilo tradicional coreano que se denomina Pyebaek (폐백). Y si eres invitado prepara dinero, porque en las bodas por lo general no se regalan obsequios, sino se le da una suma de dinero a los novios.

Por cierto, ya hablé en detalle de las bodas coreanas en un post anterior, así que si tienen curiosidad de saber más pueden ir a leerlo aquí. Y también sobre la ceremonia Pyebaek aquí.

boda_coreana_coreanizada

Mi boda en Corea

4. Jesa (제사)

Para los coreanos, sus antepasados son muy importantes. De hecho, la creencia es que luego de fallecer los espíritus siguen visitando a la familia durante cuatro generaciones. Es por esto que las familias montan un grandes banquetes en una mesa y hacen ceremonias en memoria a los familiares fallecidos. Se define como Jesa (제사), cualquier ceremonia tradicional coreana ofrecida a los descendientes muertos. Entre los tipos de Jesa, los más comunes son Kije (기제사), las ceremonias en el aniversario de la muerte de algún familiar y Charye (차례), las que se celebran para grandes eventos como son Seollal (el año nuevo coreano) y Chuseok (día de acción de gracias).

Para leer en un poco más detalle lo que se celebra en Seollal y de qué se trata la ceremonia, puedes leerlo aquí.

En mi experiencia con familias coreanas, debo decir que estas ceremonias son muy importantes para ellos. Un coreano puede estarse muriendo de un resfrío o dolor de estómago y no va a faltar al trabajo. Pero si tiene que celebrar alguna de estas ceremonias se toma el día libre si es necesario. Y para las grandes festividades del año (Seollal y Chuseok) pueden estar horas atascados en el tráfico con tal de ir a sus casas y celebrar estas ceremonias en familia. Así que, si se casan un coreano, y su familia sigue siendo tradicional seguro que celebran Jesa, así que olvídense de las vacaciones fuera del país para esas fechas.

 

Mesa para ceremonia coreana

5. Lenguaje no Verbal

El lenguaje corporal en Corea es tan importante como la comunicación verbal. Lo primero a tener en cuenta en este punto es que los coreanos reúsan un poco el contacto físico. No acostumbran a saludarse de beso, o a dar abrazos, ni siquiera a dar la mano.

Por esto al saludar prefieran hacer una reverencia, es el mejor saludo.

Otro punto a considerar es que siempre es mejor usar ambas manos al dar o recibir algo. Usar sólo una mano es de mala educación. Un gesto más para evitar es llamar a alguien haciendo gesto con las palmas. Llamar a alguien con las palmas hacia arriba es tan grave como para causar una pelea, ya que así se llama a los perros o animales en general.

 

6. Hanbok (한복)

Pese a que ya no es de uso cotidiano, el hanbok –vestimenta tradicional coreana- se sigue usando en ocasiones o lugares especiales. Para festividades como Seollal o Chuseok hay mucha gente que tiene la costumbre de vestirlos en sus casas o al salir a la calle. Y otra ocasión especial en que se viste es en la parte tradicional de la ceremonia de bodas.

Estos días también está de moda visitar los palacios, templos o sectores más tradicionales –como la villa Bukchon- vistiendo hanbok. La elegancia, hermosos diseños, colores y estampados de los hanbok son la razón de ser la vestimenta elegida de coreanos y extranjeros para sacarse bonitas fotos ahí.

A propósito de eso, si quieren vestir un hanbok revisen este post. Ahí podrán ver dónde arrendarlos, los precios y más.

7. Ondol (온돌)

Se refiere a un sistema tradicional coreano de calefacción desde el suelo. Las casas, normalmente con piso de madera, se construían sobre conductos de roca. Se preparaba fuego a un costado y por los conductos de piedra bajo el suelo de las casas se desplazaba el calor y humo que mantenía el piso temperado.

Hoy en día en las viviendas se utiliza básicamente el mismo método, salvo que se usan tuberías de agua caliente, cables eléctricos o estufas en vez de fuego.

A este sistema en Chile y otros lugares se le conoce como piso o calefacción radiante.

 

8. Gimjang (김장)

Se le denomina gimjang al proceso de elaboración de grandes cantidades de kimchi (김치), una de las comidas más tradicionales de la cocina coreana. El invierno es muy frío y cae mucha nieve, por lo que es imposible cultivar algo para comer durante esa fecha. Es por esto que terminando el otoño (final de octubre y comienzos de noviembre) las familias tienen la costumbre de preparar el kimchi que será almacenado para comer durante los 3 o 4 meses que dura el invierno.

Gimjang requiere mucha mano de obra, razón por la que en general se prepara en familia. Primero se compran los vegetales –típicamente col china o rábano-, se lavan, cortan y se dejan en sal una noche o varias horas. Los vegetales se vuelven a lavar varias veces, se dejan secar y se agrega el sook (속), que es el condimento que le da el sabor a la mezcla.  En el sook está el estilo de cada familia para el kimchi, pero en general se utiliza polvo de ají (고춧가루), pasta de camarones fermentados (새우젓), ajo, salsa de pescado (액젓, 멸치액젓), rábano rallado, cebollín, azúcar, etc.

Para leer sobre otros platos típicos los invito a leer este post sobre comida coreana.

9. Medicina Oriental

Supongo que más de alguno ha escuchado de los tratamientos con medicina no tradicional. Me atrevería decir que la mayoría de los coreanos practican alguna forma de medicina tradicional junto con la medicina occidental. Entre los tratamientos de medicina tradicional coreana están las hierbas medicinales. Se practica mucho eso de beber extractos de diversas plantas y raíces –sobre todo el ginsaeng- para por ejemplo aumentar la vitalidad, para la fertilidad, para mejorar la piel, evitar resfríos, bajar de peso, etc.

Entre otros tratamientos está la acupuntura, aromaterapia, moxibustión (estimulación de ciertas partes de la piel por calor en donde se quema una sustancia medicinal), meditación y aplicación de ventosas (por calor o compresión se adhiere una ventosa a la piel, ahí la sangre se congestiona y esto se cree que modifica la composición de la sangre y activa el intercambio gaseoso del cuerpo).

He escuchado de gente que ha tenido muy buenas experiencias intentando acupuntura por ejemplo. Yo en lo personal he probado acupuntura, ventosas y hierbas medicinales, pero sin un claro efecto, así que no sabría dar una opinión clara. Pero supongo que siempre es mejor intentarlo…

 

10. Cuentas

No sabía bien dónde poner este ítem, pero lo quería mencionar porque es importante. A los coreanos les molesta eso de dividir la cuenta. En Chile, por ejemplo, lo más normal es pagar lo que consumiste. El problema es que calcular y pagar la cuenta igual es un lío. En Corea es simple, o pagas por todos, o te invitan. La idea es que la cuenta “vaya rotando” si hoy pagué yo, la próxima otro, y así. Esa es una forma que ellos tienen además de “obligarse” a juntarse de nuevo.

 

Si insistes en pagar tu parte no sólo el cajero te mirará con cara de duda, sino que tu acompañante coreano lo puede tomar como una falta de respeto.

 

Algo gracioso es que a veces en los restaurantes verán frente a la caja gente “pelándose” por pagar la cuenta jajaja digamos que también si tú invitas al resto siempre estás dando a entender que tienes una mejor situación que otros.

 

11. Zapatos

Jamás olviden quitarse los zapatos al entrar a una casa. También hay restaurantes en los que debes sacártelos y hay un estante para dejarlos. Y no se preocupen, nadie se lleva tus zapatos (como podría pasar en otro país).

Para los coreanos, todo lo que uno trae de fuera está sucio, al salir te expones al polvo, tierra, contaminación, gérmenes, etc. Por eso al llegar a la casa acostumbran a dejar fuera los zapatos, y por lo general también se cambian de ropa y toman un baño.

 

 

¿Sabías algunas de estas costumbres y curiosidades? ¿Podrías acostumbrarte a ellas?

Claudia

Soy Claudia, una chilena que ha estado viviendo en Corea del Sur durante los últimos 8 años. Casada hace 7 con Joon, un coreano que conocí en Chile, y con quien juntos recientemente nos convertimos en padres de una pequeña coreana-chilena.

  • Berta

    Supongo que si vas con buena disposición no debe ser tan difícil adaptarse, pero con lo de la edad y las cuentas me haría un lío, sobre todo con cambiar y hablar formal o informal dependiendo la edad de la gente.

    Noviembre 26, 2018 at 5:27 pm Responder
      • Berta

        Menos mal!!
        Espero no meter la pata cuando vaya, así que antes de viajar voy a volver a este post

        Noviembre 27, 2018 at 1:00 am Responder
  • Jemih Shan

    genial todo..!! aunque algunos un poco radical xD pero son sus costumbres..!!! saludos bella

    Noviembre 26, 2018 at 5:41 pm Responder
  • Isadora

    Recuendo que pasaba rabias tratando de dividir la cuenta con mi mejor amiga coreana cuando estuve por allá, más de una vez me pasó, pero nunca me explicaba el por qué molestaba tanto. Al final terminamos haciendo lo que tú decías, un día invitaba yo, y al otro día ella ajajaja igual es mejor, así salíamos más a menudo.
    También en el metro de Daegu, los únicos asientos que habían disponibles eran los preferenciales y dos abuelitos insistían en que nos sentáramos pero los rechazamos varias veces por verguenza, ojalá no lo hayan sentido como una falta de respeto, porque finalmente sentía que sentarme ahí habría sido aún más feo 🙁

    Noviembre 26, 2018 at 11:10 pm Responder

Leave a Comment